comment 0

Que se enciendan las noches tibias,
que vengan y me quemen la piel.
Por ti abro las ventanas,
por ti me dejo yo querer.

comment 0

Extraño

Hay algo extrañamente bello en todo aquello que se queda dentro y no puede salir. Aquello que no somos capaces de decir está más cerca que ninguna otra cosa, pegado a las paredes de nuestros órganos, allá, en las profundidades de nuestro ser.
Es más nuestro que nada. Va con nosotros siempre. A veces es triste, a veces es algo que no pudo ser. Es extraño, pero extrañamente propio y extrañamente bello. Así nos acompaña todo aquello que no dejamos ver.

15419295_10211143726887021_1676850009_o

 

Foto: Martina Matencio (@lalovenenoso)

comment 0

Los (lugares que) dejamos.

Imagino que deben seguir allí
las mesas de todos aquellos bares en los que estuvimos.
Los rincones donde hicimos historia
deben estar en el mismo lugar.
Todo puede cambiar
como lo hacemos nosotros,
pero ellas, las cosas,
aquellos objetos inertes,
están siempre esperando,
son siempre pacientes.
Lámparas, sillas, sofás.
Siempre inmóviles,
siempre igual.
Allí se deben haber quedado,
Imagino que allí deben estar.
weggleston05

Foto: William Eggleston